Agujero Estenopeico

agujero estenopeico

El agujero estenopeico es un agujero central en una superficie opaca, utilizado para el examen de la agudeza visual. Permite hacer un diagnóstico rápido de las causas de una disminución de la agudeza visual.

Se basa en la reducción de los círculos de difusión de las imágenes retinianas.

Primero se toma la AV sin estenopeico y a continuación con él. Indica la mínima AV que se debe conseguir.

Agujero estenopeico: Agudeza visual

Mejora la AV en ametropías regulares, parálisis de acomodación, queratoconos, astigmatismos irregulares, opacidades del cristalino.

Y no mejora en casos de lesiones orgánicas de retina o nervio óptico.

En la práctica optometrista, la prueba del agujero estenopeico sirve para comprobar si la graduación que hemos sacado en el examen visual es correcta. Por ejemplo, si un señor con sus gafas consigue ver un 80%, con el estenopeico debe de ver lo mismo. Si consigue ver más, la graduación no es correcta.

La explicación por la cual se consigue ver mejor, es la misma por la cual un miope o un hipermétrope consigue ver mejor entornando los ojos. Cuando la luz atraviesa menos superficie refractora del ojo (espacio mínima en córnea, cristalino…) consigue enfocarse las imágenes más cerca de la retina.

Por lo tanto cuando miramos a través de unas gafas estenopeicas, nuestra agudeza visual mejora pero disminuye drásticamente el contraste y el campo visual.

Existe una terapia nacida en Argentina que promete la curación de cualquier ametropía sin necesidad de usar gafas u operación. Y se basa sólo en esta propiedad de la luz. Su nombre es Método de Bates y por supuesto, no está reconocida por la FDA y la Organicación Mundial de la Salud que son los organismos que deben de aprobar todas las terapias optométricas.

Muy interesante:
Tarjetas salvavidas: Usos

El agujero estenopeico es de gran utilidad en la práctica de la optometría pero no sirve para desarrollar ningún tipo de terapia visual.

Test  con el agujero estenopeico:

La prueba ha conservado su valor a través de los años porque diferencia la visión que puede ser corregida con lentes de visión de la que no puede; todo hecho de una manera bastante sencilla. Es una manera rápida de clasificar un examen ocular con “necesidad médica” de uno que es un examen visual de rutina.

En el entorno médico actual, la determinación de la necesidad médica al comienzo de un examen ocular adaptará el tiempo que el médico o técnico pasa con el paciente.

La mayoría de las veces una refracción o una nueva prescripción, no es necesaria si el paciente no logra tener una mejoría en la visión con el agujero estenopeico. Esta prueba puede guiar el examen preliminar para centrarse en las condiciones médicas del paciente. Lo que permite al médico centrarse en encontrar la solución adecuada para cada paciente.

Si la visión se puede corregir con el agujero estenopeico, entonces es probable que con una nueva prescripción de gafas o lentillas pueda ver correctamente. Una refracción ocular anual de rutina abordará la preocupación del paciente. Cuando un paciente se someta a esta prueba, elimina la luz dispersa y ayuda al paciente a concentrarse más claramente, lo que le permitirá leer el test de visión con mayor facilidad.

El test con agujero estenopeico es una herramienta imprescindible para demostrar al paciente desde el principio del examen si tiene un problema patológico. Y así conocer hasta dónde puede llegar su agudeza visual con unas gafas graduadas.

Muy interesante:
Fotorrefracción: Nuevo examen pediátrico