Ácido Hialurónico para los ojos

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico tiene la capacidad de lubricar, humectar y proteger la superficie externa de los ojos. Su principal función consiste en lubricar y se puede encontrar de forma natural en el humor vítreo o en otros lugares del cuerpo.

En los últimos años, se ha desarrollado la capacidad de este polímero natural para lubricar, humectar y proteger la superficie ocular.

Desde la oftalmología, inicialmente el ácido hialurónico se desarrolló como un viscoelástico intraocular que se utilizaba solo en las operaciones de cataratas. P

ero pronto los cirujanos se dieron cuenta de que cuando aplicaban una gota sobre la cornea, el paciente se recuperaba a mayor velocidad de la operación de catarata.

En muy breve tiempo se convirtió en el producto estrella para intentar aliviar los síntomas de la enfermedad del ojo seco.

Ácido hialurónico: Estudio

Estudios posteriores han demostrado que su uso prolongado alivia los síntomas de ojo seco, y reduce el daño de la superficie ocular sin provocar reacciones alérgicas.

Ácido hialurónico para los ojos.

Se conoce que sus moléculas se unen tanto al agua como al epitelio corneal por lo tanto, sus ventajas derivan de su capacidad para permanecer en la superficie ocular, manteniendo la humedad.

Donde más se ha utilizado como lubricante ocular ha sido en Japón y en menor proporción, Europa. En estos países es común encontrar lágrimas artificiales basadas en este polímero.

Ácido hialurónico: Actualidad

En la actualidad, la avanzada tecnología del ADN ha permitido crear ácido hialurónico mediante una fermentación microbiana. Proceso sumamente seguro, por el que se fabrican todo el producto que se comercializa en la actualidad.

Muy interesante:
Bolsas en los ojos: Tratamiento

El uso de la biotecnología para producir, aparte de aumentar la seguridad, permite la producción de soluciones oftálmicas en diferentes viscosidades. Una molécula más grande y con más concentración, proporciona un tiempo de mayor retención.

El único inconveniente que tiene su uso es que provoca visión borrosa si es utilizado en muy alta concentración. Hoy en día, muchos fabricantes siguen interesados en obtener la aprobación de la FDA para evitar reclamaciones por el uso del ácido hialurónico, sin embargo no está claro de que vaya a cambiar la norma por ahora.

Ácido hialurónico para los ojos

Por sus excelentes propiedades, el ácido hialurónico ha demostrado su eficacia en el tratamiento del ojo seco (síndrome de Sicca): Por su capacidad de acomular mucha agua, el ácido hialurónico hidrata la córnea y la conjuntiva y se utiliza como humectante ocular.

La alta viscosidad de las gotas conduce a la formación de una película lagrimal estable sin alterar la visión. Además, se adhiere a la superficie del ojo, por lo que tiene un largo tiempo de retención en el ojo y rara vez necesita ser repuesto. El ácido hialurónico forma una película protectora en el ojo. Esto reduce la fricción entre el párpado y la córnea, dando un beneficio para los ojos irritados y secos.

Las gotas oculares que contienen ácido hialurónico pueden tener diferentes viscosidades debido a las diferentes concentraciones de hialuronato. HYLO COMOD® de Ursapharm contiene 0,1 por ciento y es muy adecuado para la sequedad de los ojos de leve a moderada. Otras tiene una solución de ácido hialurónico al 0,2 por ciento.

Muy interesante:
Midriasis: Causas

Esto se caracteriza por una mayor viscosidad, lo que significa que las gotas para los ojos permanecen en la superficie del ojo por más tiempo y son ideales para las formas severas del ojo seco.